Top

T-MEC: Oportunidades de negocios a la velocidad del pensamiento

En el webinar: Oportunidades del T-MEC, organizado por Ambiente Plástico, Mónica Conde y Ricardo Ricárdez abordaron las características de un tratado que promete a las industrias una puerta de salida a la crisis económica.

Estados Unidos -esto es, todos sus estados-, se favorece con manufacturas automotrices mexicanas; México es cabeza en el sector automotriz a nivel mundial; la vinculación de México con los Estados Unidos es estratégica; Estados Unidos no iba a salirse del tratado, refiere Ricardo Ricárdez, asesor para la negociación del TLCAN, hoy T-MEC (Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá).
De acuerdo con el ingeniero Ricárdez, acreditado y miembro del Cuarto de Junto para la negociación del TLCAN, hace 26 años México no figuraba en el sector automotriz, sin embargo, después del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, el país trasciende hoy día como proveedor global de manufactura. 
Según sus estimaciones, y con base al crecimiento que muestra la industria Aeroespacial mexicana, ésta también se perfila para ocupar en los próximos años los primeros lugares en el ranking de proveeduría.  
”Con los tratados ha habido cambios muy importantes, yo suelo usar una forma de expresión: ‘nunca hablamos de lo bueno que sí se ha hecho en México y se han hecho muchas cosas’, lamentablemente no son visibles o entendibles para la sociedad o para las mismas industrias”. 
Sobre este punto, es importante mencionar que un tratado internacional está sujeto a la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados, y una vez que las partes firman, los acuerdos se convierten en una ley suprema.

Situación económica mundial

Durante su intervención en el webinar: Oportunidades del T-MEC para la Industria del Plástico, organizado por Ambiente Plástico, también hizo énfasis en la crisis económica mundial, la cual, en términos de Producto Interno Bruto (PIB), se prevé una caída del 5.4%. “Todo mundo está en crisis y los que no la tienen nada fácil son los chinos”. 
No obstante, en comparación con la crisis económica del 2009, cuya caída, a decir del ingeniero fue brutal, se estima en esta ocasión que la recuperación sea más rápida. “Nos cambiaron las reglas del juego’, es una falsa premisa, cambió el juego y los que se pongan más listos son los que van a aprender a jugar mejor. Ante la falta de apoyo por parte del gobierno, las empresas tendremos que empujar solas”. 
Otros de los desafíos, apunta, es la caída de la inversión extranjera directa, así como la caída de las exportaciones (sólo el mes pasado disminuyó en 41%), “el mundo está detenido, no hay esa actividad, se irá reactivando y rehabilitando poco a poco, pero hay que considerar el mensaje de Donald Trump, donde pide a México y a Canadá no retrasar las cadenas de valor”.
En cuanto a innovación, si bien, existen proyectos inmersos en desarrollo tecnológico y eventos internacionales que promueven en el país avances ligados a la Industria 4.0, Ricardo Ricárdez recomienda a las compañías mexicanas, grandes y PyMEs, apostar por la modernización de sus plantas industriales y/o procesos. 
Es incluir, desde su experiencia como consultor, soluciones tecnológicas como el Big Data, Internet de las Cosas (IoT) e Inteligencia Artificial (IA). Elementos que se consideran dentro del T-MEC y, en este sentido, explica: “Es álgido el tema laboral que, por un lado, desplaza fuentes de trabajo, pero, por otro, crea nuevas áreas con perfiles muy sofisticados”. 

Datos destacados

Sobresalen, dentro de los puntos clave del T-MEC: Reglas de origen, lo que se produzca debe de tener un contenido muy alto de la región, hay especificaciones del salario del obrero, en algunos casos tendrá que ser de 16 dólares la hora; Importancia de seguir normas y reglas; Comercio digital, fortalece la protección de datos en las transacciones comerciales, garantiza el libre flujo de datos (no imponer aranceles), promueve el libre acceso de datos generados por el gobierno, incentiva la cooperación en ciberseguridad; Propiedad intelectual, protege patentes, derecho de autor, marcas, proveedores de internet; Laboral, implementa derechos laborales internacionales reconocidos, protege a los trabajadores migrantes, prohíbe la importación de bienes de producción con trabajo forzoso; Medio ambiente, protección contra sustancias nocivas de la capa de ozono y la contaminación por buques, compromisos para combatir el comercio ilícito de flores y fauna y los desperdicios marinos, uso sostenible de la biodiversidad y el manejo forestal, transparencia en la protección del medio ambiente de la región, entre otros.

Oportunidades para la Industria del Plástico

Mónica Conde, directora general de Ambiente Plástico, informó que para el sector manufacturero nacional la Industria del Plástico representa el 3.6%, es decir, 260 mil millones de pesos, lo que la convierte en una industria a prueba de crisis, puesto que, si bien, el sector manufacturero ha decaído de manera importante frente a la contingencia sanitaria, la Industria del Plástico refleja hasta el momento cifras favorables. 
“La Industria del Plástico es un sector clave y muy activo para reactivar todas las cadenas de valor: 75% de integración local del sector automotriz es uno de los elementos que promueve el T-MEC y la Industria del Plástico tiene muchas oportunidades”. 
Además de las exportaciones a Estados Unidos, con un total de 25 mil millones de dólares, la Industria del Plástico trasciende por el reciclaje de PET (Polietilén Tereftalato), donde en porcentajes de recuperación supera a Brasil, Estados Unidos y Europa; México también cuenta con plantas de reciclaje con las mejores tecnologías para plásticos, como el Polietileno (PE).  
Respecto a maquinaria y equipo para la transformación de los polímeros, la ingeniera indicó que los principales exportadores del mundo hacia México son Alemania y China -la cual empieza a tomar un lugar importante por razones de precio y mejoras en sus tecnologías-, mientras que Estados Unidos destaca en la exportación de bienes de capital hacia México, hecho que se fortalecerá con la entrada en vigor del T-MEC el próximo 1° de julio. 

“Hay mucho trabajo por hacer: necesitamos impulsar la producción de resinas, seguir desarrollando el tema de biobasados, establecer objetivos alcanzables de Economía Circular, comunicar las bondades del plástico en términos ambientales, así como los aportes que hace y seguirá haciendo a la humanidad”.

 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Translate »