ProcesosReciclado

Tasa de reciclaje en México es del 9.6%

Coordinación con autoridades, aplicación de las 3Rs y valoración energética son acciones que la ANIQ promueve para la gestión de RSU.

Expertos en residuos sólidos urbanos analizan alternativas para incrementar el reciclaje y sensibilizar sobre la correcta disposición. La tasa de reciclaje en países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) es del 20%; hay países con tasa del 60%; en México es del 9.6%.

La Asociación Nacional de la Industria Química (ANIQ), en conjunto con industriales productores de resinas plásticas y transformadoras presentan tres acciones que les permitirán seguir sumando esfuerzos a favor del medio ambiente:

  1. Promover y elaborar un marco normativo, en coordinación con las autoridades correspondientes, que incentive la creación de infraestructura para manejar y aprovechar los plásticos a lo largo de su ciclo de vida.
  2. Generar campañas educativas y participativas en torno a la filosofía de la aplicación de las 3R´s (Reduce, Reutiliza y Recicla), con las que se oriente a la sociedad para lograr un consumo más responsable.
  3. Implementar prácticas que impidan que aquellos residuos cuya generación no pueda ser disminuida o evitada, salgan de los lugares en que son producidos, principalmente de los mercantiles.

En el marco del XXI Foro Nacional de la Industria Resinera Cipres, “Plásticos, materiales clave en la gestión de residuos”, se abordó la situación actual en México y el mundo en torno a la gestión de residuos sólidos urbanos (RSU), bajo la premisa de que prácticamente todos los plásticos son cien por ciento reciclables y dan vida a otra gama de productos que permiten la creación de vehículos más veloces, nuevas fuentes de energía, componentes en aparatos electrónicos y de comunicación, prótesis médicas y materiales para la construcción, entre otros usos innovadores y cotidianos.

Los plásticos son materiales indispensables en la vida actual y tienen una influencia importante en el aumento de la esperanza y en la calidad de vida, de ahí la imperiosa necesidad de buscar alternativas de gestión que maximicen sus beneficios y reduzcan los efectos negativos.

En México, la industria de resinas sintéticas produjo 3 millones 439 mil 715 toneladas durante 2017; en tanto, se calcula que en nuestro país el 1% de la población se dedican a la pepena, es decir, a la recolección y separación de residuos para su comercialización y reciclaje. En todo el país se recolectan diariamente 86 mil 343 toneladas de residuos, es decir, en promedio un kilo 200 gramos por persona al día, mismos que se generan principalmente en viviendas, edificios, calles y avenidas, así como parques y jardines.

Rubén Muñoz, director de Medio Ambiente de la ANIQ, resaltó que la fabricación y uso de productos plásticos requiere un análisis profundo previo a su introducción al mercado: “Indudablemente la gestión de estos residuos es un desafío constante, pues su impacto ambiental depende, en gran medida, del manejo que se les dé. Deben anteponerse siempre la reducción, reutilización, reciclaje y valorización energética, ya que la disposición final debería ser el último recurso”.

Incrementar la recepción de RSU en rellenos y optimizar su operación; vincular a pepenadores y otros grupos de interés para el desarrollo de programas de gestión; reducir costos por el manejo de RSU; incorporación y mayor uso de tecnologías innovadoras, y el fortalecimiento del marco normativo, son algunas de las soluciones que la Industria Química analiza a partir de su responsabilidad con la sociedad, el planeta y sus ecosistemas.

Etiquetas

Artículos relacionados

Close