SostenibilidadTecnologíaTop

TOMRA Recycling, tecnología de clasificación para una economía circular

La economía circular es un modelo que tiene como objetivo desvincular el desarrollo económico global del consumo de recursos no renovables.

¿Puede la economía circular convertirse en el siguiente gran modelo de producción y consumo global? La economía global actual se basa en un modelo lineal de producción y consumo en el que las materias primas se utilizan para fabricar productos y luego se venden, se utilizan y finalmente se desechan como residuos; este ciclo continuo se ha vuelto insostenible para el medio ambiente. De acuerdo con las cifras del Panorama de los Recursos Globales 2019 de las Naciones Unidas, la población mundial se ha duplicado, la extracción de materiales se ha triplicado y el Producto Interno Bruto se ha cuadruplicado.

Esto último significa que, la demanda de recursos no ha disminuido en ningún momento, teniendo efectos devastadores en nuestro planeta como el 90% de la pérdida de biodiversidad y el estrés debido a la extracción y transformación de los recursos naturales.


Te puede interesar: Arpema Plásticos S.A. de C.V., Reciclar: Desaprender, reaprender


De lo anterior surge la necesidad de adoptar un nuevo modelo económico: la economía circular, que tiene como objetivo desvincular el desarrollo económico global del consumo de recursos no renovables. El concepto de economía circular en su nivel más básico es bastante simple: una vez utilizado, el material valioso puede recuperarse cuando llega al final de su vida útil y procesarse para crear un nuevo producto. Dentro de este enfoque restaurador y regenerador, los productos, componentes y materiales mantienen su máxima utilidad y valor en todo momento. Es un ciclo de desarrollo positivo continuo que preserva y mejora el capital natural, optimiza el rendimiento de los recursos y minimiza los riesgos del sistema mediante la gestión de reservas finitas y flujos renovables.

TOMRA es un impulsor clave en la transformación hacia una economía circular. Durante los últimos 50 años y como parte de la solución a este gran reto de la humanidad, ha desarrollado tecnología y equipos de clasificación de alta calidad gracias a los cuales se pueden recuperar plásticos valiosos de los flujos de residuos, posteriormente procesarlos y reciclarlos hasta convertirlos en materiales similares a los vírgenes. Tecnologías como SHARP EYE y Laser Object Detection de TOMRA demuestran el importante avance que se está realizando hacia el 100% de reciclabilidad, permitiendo una eliminación más eficiente de cualquier impureza y contaminación y, como consecuencia, una creación rentable de plásticos y productos a partir de materiales 100% reciclados. En el proceso de desarrollo y optimización de estas tecnologías y soluciones, un gran equipo experimentado se une para aprovechar al máximo la cadena de valor de los plásticos y construir un futuro en el que los plásticos nunca se conviertan en residuos.

Como líder de impacto, TOMRA tiene el compromiso de llevar la gestión de residuos de envases de plástico postconsumo a un nuevo nivel en todo el mundo, es por ello que se ha fijado la meta para 2030 de recolectar el 40% de todos los envases plásticos para su reciclaje, además de reciclar el 30% de todos los envases de plástico postconsumo en un circuito cerrado.

La tecnología y las soluciones innovadoras son un aliado fundamental para lograr este objetivo y, con ello, cuidar responsablemente el medio ambiente.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Translate »
GDPR Cookie Consent with Real Cookie Banner