Top

Tubería de PVC: enfrentando al COVID-19 con consciencia y compromiso

Mario E. González, gerente territorial de Ventas de Cresco, empresa fabricante de tuberías y conexiones de PVC y CPVC nos platica cómo es que este sector enfrenta al COVID-19 con consciencia y compromiso.

El sector plástico tiene una importante participación en la industria de la Construcción: principalmente en el manejo de agua, área donde los polímeros estrella son el Policloruro de Vinilo (PVC) y el Policloruro de Vinilo Clorado (CPVC), termoplásticos que por su versatilidad son utilizados para la fabricación de tuberías y conexiones para aplicaciones residenciales y comerciales, desde simples, hasta las más exigentes.
Para saber de qué manera está afectando la crisis sanitaria por el COVID-19 a este sector de la Idustria del Plástico, nos dimos a la tarea de entrevistar a Mario E. González, gerente territorial de Ventas de Cresco, empresa con sede en Monterrey, Nuevo León, fabricante de tuberías y conexiones de PVC y CPVC, así como de mangueras para uso agrícola. Su participación en la industria de la Construcción está orientada al manejo del agua (limpia, potable, residual tratada o sin tratar, drenajes sanitarios, para uso en riego agrícola, fría y caliente de vivienda, hoteles e industrias).
Como sabemos, la pandemia por el COVID-19 afectó todos los sectores de la economía y de la sociedad; en el caso de la industria del PVC y CPVC, Mario E. González identifica una disminución del 20 al 30% en las ventas, en comparación con las que presentaron en el mismo periodo del año pasado. Lo anterior, debido a la menor cantidad de obras y proyectos en el mercado, así como al cierre o paro de actividades de algunos de sus clientes (industrias y edificadoras de vivienda); aunado a la importante devaluación del peso frente al dólar.

Situación del PVC y CPVC frente al COVID-19

El sector de PVC y CPVC dirigido a la construcción está bastante afectado por el COVID-19. En palabras de nuestro entrevistado: “solo las empresas sanas financieramente hablando podrán sobrevivir a esta crisis. La única ‘ventaja’ que podemos tener es que el estar enfocados en el manejo de agua, elemento vital para todo ser humano, nos convierte en una empresa esencial, por lo que nuestra actividad no se ha detenido por completo, aunque si ha bajado el ritmo de ventas. De hecho, dos de nuestros competidores importantes en el país cerraron en forma definitiva sus operaciones. Otro tema que impactó fuertemente nuestra industria es la devaluación del peso; todos nuestros insumos están dolarizados, por lo que los precios aumentaron considerablemente”.
Para Mario E. González, el principal reto a superar en esta contingencia por el COVID-19 es no tener que despedir a ninguno de sus empleados y que todos continúen sanos junto a sus familias, lo cual están logrando a base de seguir activos en el mercado y gracias a la eficiencia en sus operaciones diarias; recortando o eliminando gastos, disminuyendo inventarios y bajando un poco el ritmo de producción, renegociando mejores condiciones con sus proveedores, haciendo mucho más estricto y selectivo el proceso de otorgación de créditos a clientes, entre otros cambios que están aplicando.
En Cresco, desde el primer momento de esta pandemia se adoptaron al 100% todas las disposiciones de las autoridades para evitar riesgos y contagios y se establecieron y difundieron protocolos de seguridad en todas las áreas; al día de hoy no se ha presentado algún caso positivo de COVID-19, pues todos cuentan con lo necesario para la prevención del contagio como cubrebocas, careta y gel antibacterial, y aplican todas las recomendaciones como la sanitización constante de las instalaciones y la sana distancia. Además, las personas que presentan alguna enfermedad que las hace más vulnerables han sido enviadas a su casa para su aislamiento total o para hacer home office, manteniendo el 100% su sueldo.
En la compañía están conscientes del difícil momento que se vive como sociedad, empresa y país; por lo que están implementando acciones de reducción de gastos e inventarios, así como la eliminación de mermas, buscando ser mucho más eficientes y cuidando al máximo los recursos disponibles. “La empresa la hacen sus trabajadores y hoy estamos mucho más comprometidos y convencidos de que dependerá de nosotros conservar esta fuente de empleo y nuestra salud”.

El sector de tubería de PVC y CPVC después del COVID-19

Nuestro entrevistado nos comenta que las perspectivas son buenas para las empresas del sector que sobrevivan a la crisis por el COVID-19; sin embargo, la duda es qué tanto costará económicamente la recuperación, si los gobiernos tendrán los suficientes recursos para reactivar la economía y si los inversionistas seguirán apostando al crecimiento del país.

La industria de la Construcción es el mercado más importante que atendemos, seguiremos trabajando muy cerca en todos los proyectos para lograr que nuestros productos sigan siendo líderes en el manejo del agua”, concluye.

 

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
Translate »