Impresión 3DTop

Un mundo de posibilidades con impresión 3D

El gigante Ford y la firma Carbon unen esfuerzos y revolucionan la manufactura automotriz.

En los últimos años los transformadores observaron los enormes avances, al grado en el que hoy, la tecnología es el pan de cada día en diferentes rubros. Capacitación, fusión e inversión son indispensables para enfrentar las demandas.

Ford Motor Co., es clara muestra de lo anterior. Hace un par de meses mostró al mundo su Centro de Fabricación Avanzada con más de 135 mil pies cuadrados en Redford Township, Michigan. La planta representó una inversión de 39 millones de euros y cobija a 100 trabajadores, además de las tecnologías de fabricación, como la impresión 3D, robótica, realidad aumentada y virtual.

El centro tiene 23 impresoras 3D y hace equipo con 10 empresas de accesorios. Una de las más destacadas es Carbon, fabricante de tecnología con sede en Redwood City, California, famosa por un enfoque exclusivo y novedoso.

En contraste con la impresión tradicional capa por capa, Carbon emplea la Producción de Interfaz Líquida Continua (CLIP), que utiliza proyección digital de luz, óptica permeable al oxígeno y resinas líquidas programables, a fin de producir piezas con propiedades mecánicas de alta calidad, resolución y acabado superficial.

La compañía manifiesta que sus productos son similares a los moldeados por inyección y, además, cuentan con las propiedades que demanda el mercado actual.

Resultados palpables

La mancuerna que sostiene Ford con diversas empresas la mantiene en el gusto de los clientes. En fechas recientes, diseñó y produjo piezas de uso final fabricadas digitalmente para tres vehículos. Es el caso del Mustang Shelby GT500 2020, que se presentó el 14 de enero en el North American International Auto Show en Detroit.

Estas tecnologías revolucionan y significan un cambio trascendental en la manufactura tradicional. Al respecto, Ellen Lee, líder técnico de la firma, señaló que se pueden realizar principalmente piezas tridimensionales sin la necesidad de un molde o una herramienta; asimismo, las libertades de diseño son infinitas, eficientes y con gran rendimiento. La innovación permite “responder de manera más ágil a los cambios dinámicos y a la compleja cadena de suministro”.

Destacan tres aplicaciones automotrices que utilizan la tecnología de Carbon y el EPX 82 a base de Poliepóxido, material de ingeniería de alta resistencia con durabilidad a largo plazo y propiedades mecánicas comparables a las de los termoplásticos.

Escenarios particulares

Solo para el mercado chino, Ford desarrolla un tapón de eliminación auxiliar en el F-150 Raptor. En China, existe un reglamento que prohíbe el uso de ciertos tipos de luces, incluidos los proyectores de uso común en Estados Unidos. Era necesario quitar el foco y suprimir el interruptor en el panel de instrumentos, posteriormente, cubrir la abertura del interruptor con un tapón de eliminación.

Lo anterior significaría la creación de moldes especiales, inversión costosa y desperdicio de espacio físico. Sin embargo, con el nuevo proceso bastaron 14 pruebas y 19 días para diseñar el aditamento que ya circula en el gigante asiático.

Inversión a futuro

Los materiales para la impresión 3D son, generalmente, más costosos que los de moldeo por inyección. Pero los costos disminuirán a medida que aumenta el volumen y los fabricantes pasan a la producción.

El gran beneficio es la infinita capacidad respecto a diseños, ahorros de espacio físico y peso, así como la agilidad en la impresión.

Etiquetas
Close