Uncategorized

Una silla mítica.

En 1958, la Drop Chair o Silla Gota fue diseñada por Arne Jacobsen para amueblar su obra más destacada: el legendario Hotel Radisson Blu Royal en Copenhague, Dinamarca. Después de pasar más de 50 años en el limbo, esta silla icónica y atípica, ahora llega al mercado.

El pequeño asiento con forma de lágrima y su dosis inmensa de la personalidad, hoy en día, parece tan moderno y contemporáneo como lo fue hace más de medio siglo. Su respaldo proporciona un excelente soporte y una gran libertad de movimiento, dándole un sorprendente nivel de confort.

La versión 2014 de la Drop Chair fue diseñada en nylon y reforzada con plástico Acrilonitrilo Butadieno Estireno (ABS) y está disponible en seis colores diferentes: blanco, negro, amarillo, rojo, azul y gris. Puede adquirirla en internet.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Translate »