IndustriaNoticiasSostenibilidad

Urbaser y CLH desarrollan combustible diésel a partir de residuos plásticos

Los avances en materia de economía circular no paran y la conversión química de plásticos desechados en combustibles es cada vez más común.

Urbaser y el Grupo CLH concluyeron con éxito un proyecto de I+D+i para la obtención de combustibles a partir de fuentes alternativas como residuos plásticos.

A través de un comunicado, las empresas confirmaron que el proyecto “3R2020+. Del residuo al recurso mediante el reciclaje«, forma parte del convenio de colaboración entre Urbaser, CTRUZ y el Ayuntamiento de Zaragora, estrategia que busca apoyar la economía circular con proyectos demostrativos a distintas escalas.

Te puede interesar: SABIC y Fibertex crean la primera tela no tejida con Polipropileno circular

Diésel a partir de residuos plásticos

Urbaser y el Grupo CLH colaboraron para lograr la obtención de combustible diésel para automoción a partir de residuos plásticos sin valor de mercado. Estos residuos eran gestionados previamente en un vertedero.
CLH y Urbaser desarrollan con éxito un proyecto para obtener combustibles a partir de residuos plásticos

Urbaser desarrolló y demostró en su Centro de Innovación Tecnológica Alfonso Maíllo (CiAM), ubicado en Zaragoza, la viabilidad técnica de un proceso termoquímico a escala de planta piloto (TRL 7) para la transformación de plástico film procedente de residuos sólidos urbanos en combustible diésel.

El combustible fue obtenido por destilación de los líquidos de pirólisis producidos. Este producto fue posteriormente analizado en el laboratorio central de CLH, en donde se proporcionaron las indicaciones necesarias para su aditivación y mejora. El objetivo será lograr un producto final de calidad comercial que pueda ser utilizado como diésel de automoción.

Un proyecto de cuatro años

La colaboración entre las dos empresas se ha extendido a lo largo de cuatro años y, de acuerdo con las firmas, se ha logrado conseguir un combustible diésel que, mezclado con diésel convencional, cumple las especificaciones legales para gasóleos de clase A, por lo que es apto para ser utilizado en vehículos.

Por el momento ya se ha realizado una prueba piloto en la que un camión de recogida de residuos sólidos urbanos, cargado únicamente con este combustible alternativo, optimizado por el laboratorio central de CLH.

Te puede interesar: Economía circular: el compromiso de Natura. Entrevista con Griscelda Ramos

El proyecto, integrado por un consorcio de siete empresas punteras en sus sectores, lideradas por Urbaser, ha contado con la financiación del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (Programa CIEN, CDTI), dependiente del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Translate »